Frente a la adversidad de los precios agrícolas, una esperanza emerge suavemente, por Manuel Alvarado Ledesma - Agrositio
[ 29/3/2017 12:11:55 PM ]  By Agrositio  info@agrositio.com

En la actualidad, se han juntado algunos hechos inesperados que podrían hacer de soporte sobre los precios...





Cuando el valor del dólar en el mundo tiende a la suba, en principio, el
precio de los commodities lo hace a la baja.


Es confuso pero es así.


Porque una cosa es el dólar en el mercado doméstico (que se rige por la
demanda de pesos) y otra es el dólar en el mundo que se rige por la demanda de
las principales monedas.


Esta nota pretende destacar una característica muy especial del presente
momento.


En el plano internacional, el dólar respecto a las restantes monedas ha
tendido gradualmente a revalorizarse.


Con la suba de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal
estadounidense, los fondos deberían buscar esa mayor rentabilidad y,
simultáneamente, una mayor seguridad.


En teoría, el cuadro general funciona así: cuando sube la tasa de interés en
EE.UU., la aversión al riesgo por parte de los inversores tiende a disminuir el
valor de las monedas de los emergentes y de las divisas consideradas “fuertes”.
Simultáneamente los inversores se ven tentados a aprovechar la mejora de la
rentabilidad que otorga la suba de la tasa de interés en el país del norte.


En consecuencia del valor del dólar se fortalece.


Cuanto más aumenta la demanda del dólar más se fortalece. Así, al
revalorizarse, su fortalecimiento ejerce, en general, una presión negativa
adicional sobre los precios agrícolas.


Ahora bien, veremos acá que, en la actualidad, se han juntado algunos hechos
inesperados que pareciera que están quebrando esta idea.


El Índice Dólar, que mide el valor del dólar frente a una canasta compuesta
por el euro, el yen japonés, el dólar canadiense, la libra esterlina, la corona
sueca y el franco suizo ha estado subiendo, hasta apenas comenzado el nuevo año.


El índice llegó a un máximo, luego de casi 14 años, a principios de enero,
como consecuencia de las expectativas favorables sobre la gran recuperación
económica con las promesas de Donald Trump.


Índice dólar (período 1.10.16 al 27.03.17)





Si dejamos de lado el índice y nos fijamos en el dólar con relación al euro,
por ejemplo, veremos que la evolución es muy semejante.


Valor del dólar en relación al euro





Desde principios de enero comenzó a bajar, seguramente, por la incertidumbre
sobre la aplicabilidad de los propósitos de Trump.


Pero una vez que se fue haciendo más verídica la posibilidad de un aumento en
la tasa de interés de parte de la Reserva Federal, el dólar retomó la senda
alcista. La influencia de un aumento en la tasa de interés sobre el valor del
dólar se hizo evidente.


Sin embargo, y curiosamente, luego de cumplirse la suba de la tasa de
interés, y contrariamente a lo esperado, el dólar comenzó a bajar respecto a las
principales monedas, en una clara tendencia negativa.


De continuar esta tendencia, el mercado de commodities agrícolas tendrá un
soporte en los precios.


Hasta hace poco, se pensaba que habría un súperdólar por más tiempo.


Ahora, el panorama ha cambiado.


En medio de tantos aspectos desfavorables para los precios agrícolas, éste
hecho ayudará a que los precios no disminuyan aún más. Y quizás, más adelante, a
que mejoren.


En el gráfico podemos comprobar cómo desde el 8 de marzo, el valor del dólar
ha iniciado un recorrido negativo. ¿Será el fín del súperdolar?





¿Qué está sucediendo?


El dólar, créase o no, ha bajado a mínimos nunca vista a lo largo de los
últimos cuatro meses, con respecto a las demás monedas principales.


¿Cómo explicar ello? Pues bien, la sociedad norteamericana habría empezado a
descreer en la capacidad ejecutiva de la nueva Adminstración, digamos que
aproximadamente en enero.


El caso Obamacare es más que visible. El partido republicano de Estados
Unidos no ha logrado el apoyo adecuado para respaldar su propio proyecto de ley
para reemplazar el sistema sanitario.


Esta es una señal muy negativa para a los inversores financieros.


Los inversores están percibiendo la votación en el Congreso, como una prueba
muy negativa para Trump de trabajar con el Legislativo para llevar a cabo su
programa económico de crecimiento, que incluye las prometidas reducciones de
impuestos y el gasto en infraestructura.


Para finalizar: en medio de una supercosecha en América del Sur, es difícil
percibir el impacto del valor del dólar. Pero es probable que una vez finalizada
ésta, y habiendo pasado un tiempo, comprobemos algunas mejoras en los precios.


Veremos cómo sigue el dólar…